‘El problema no es que haya que enseñar gramática. El problema está en cómo y cuánta se enseña’ (segunda parte)

Continuamos con la segunda parte de la entrevista a Concha Moreno y su encuentro con Jane Arnold. Concha es una experimentada profesora de español como lengua extranjera y creadora de materiales didácticos que reside en Tokio. Además, es presidenta de GIDE e impartirá este verano en Enele 2019 el taller De las preguntas del alumnado al descubrimiento de los porqués.

Jane Arnold: ¿La manera en la que trabajamos con la gramática en clase puede influir en la motivación del alumno hacia el aprendizaje? ¿Cómo?
Concha Moreno: Creo que sí, que influye mucho. Hay una conocida frase de Maya Angelou que repito siempre y que está en la cabecera de mi blog: La gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero no olvidará cómo la hiciste sentir. La contradicción que rodea a la gramática es que, si bien en sí misma es buena y sistematiza la multiplicidad de casos que la realización de la lengua permite a quienes la usan, aun así, su dominio en cada nivel exige un gran esfuerzo. Quien lo niegue, en mi opinión, se equivoca. Quien quiera sacarles el máximo rendimiento a las reglas tendrá que estudiar, repetir, practicar, pero sobre todo comprender y relacionar.

curso-formacion-profesores-idiomas-en-cadiz-spain-enele-2019

C. Moreno: ‘Para ser creativas con la gramática no hay nada mejor que conocer muy bien su funcionamiento y tener detrás una buena teoría’. FOTO: GIDE

 

JA: Entonces, ¿podemos incorporar la creatividad en la enseñanza de la gramática?
CM: Como dice mi amiga Emiko, profesora de teatro -que es su especialidad- y de gramática, esta es como un mapa: si vives en la ciudad, podrás callejear sin más ayuda que la de tus ojos hasta dominarla. Si solo vas a estar en esa ciudad una semana, necesitarás algún tipo de mapa para no perderte y aprovechar el tiempo. La metáfora esa clara, ¿verdad? Emiko hace referencia a aprender en contexto nativo o a hacerlo en un país extranjero. Pero sigue habiendo una serie de preguntas clave, que cada cual deberá responder desde su situación: ¿la manera en que la presentamos y la practicamos resulta significativa? ¿Hacen que el alumnado vea que crece? ¿Que realmente le sirven? ¿Hay una única manera de presentarla y trabajarla? ¿No habría que adaptarla a las necesidades y estilos de aprendizaje, no ya de las personas, sino de las comunidades con cultura diferente?
Esta última pregunta tiene que ver con el rechazo inicial que provoca en el alumnado salirse de lo de siempre, de lo conocido, que da seguridad…
En mi experiencia en Japón, el primer control que hacía era fundamental para el cambio de actitud en los grupos iniciales. El resultado solía ser desastroso porque las preguntas eran de respuesta casi abierta o abierta; y, en muchos casos, era la primera vez que se enfrentaban a algo así. Tras ese control, comprendían que debían cambiar su forma de estar y participar en la clase. Hablo, claro, de las clases de conversación en las que muchas veces había que demostrar la conexión entre la clase de gramática y la de práctica. Señalo esto porque el hecho de separar ambas hace que el alumnado no vea la relación entre lo que se explica en teoría y lo que se practica otro día; es como si fueran compartimentos estancos. Esto se evitaría si las personas que imparten ambas clases se comunican y se cuentan lo que hacen, dónde falla el grupo o cómo va progresando.

JA: Pero, ¿cómo podemos influir en la motivación?
CM: A veces creemos que las actividades lúdicas son primordiales para que esta aparezca y, desde luego, no seré yo quien lo niegue, al contrario. De hecho, en mi blog y en mis publicaciones hay ejemplos de que para mí son muy importantes. Pero con los años y la variedad de contextos educativos en los que he enseñado, he podido comprobar que aun más importante es transmitir la sensación de logro, de “yo puedo”, de “ahora lo entiendo”, de “no hay contradicción entre esta regla nueva y la anterior”.
Pensamos en la creatividad como algo que cae del cielo. Y yo opino que no, que la creatividad es un pensamiento divergente sobre lo de siempre1 y mucho conocimiento o experiencia previas. Y para ser creativas con la gramática no hay nada mejor que conocer muy bien su funcionamiento, es decir, tener detrás una buena teoría.

ensenanza-gramatica-apanol-alumnado-japones-concha-moreno-enele-2019

Concha Moreno: ‘En Enele 2019 espero la participación de quienes acudan: un taller en el que no haya comunicación sería un mal ejemplo de lo que queremos demostrar’ FOTO: GIDE

 

JA: Tú siempre pones ese ejemplo tan bonito de la paloma de Picasso…
CM: ¡Exacto! Cómo me conoces, Jane… Esa famosa paloma es un caso de simplicidad de trazos. ¿Picasso llegó a ella así, creativamente? Sabemos que, antes de pintar algo tan simple y tan expresivo, dibujó muchas palomas convencionales para poder llegar al final a la esencia, a aquello que nos dice “esto es una paloma”, en esencia. La creatividad en la clase de gramática implica salirse de lo que espera el alumnado, pero dándole instrumentos, “mapas” que lo guíen por el intrincado laberinto del funcionamiento del sistema.

JA: Y en tu taller en Enele 2019, ¿habrá aspectos que nos ayudarán a relacionarnos con la enseñanza de la gramática y las destrezas comunicativas para lograr un aprendizaje más eficaz?
CM: Yo lo voy a intentar. Quiero compartir mi experiencia y que las personas que participen hagan lo mismo. Lo he enfocado desde una perspectiva muy práctica incorporando preguntas y dudas de mi alumnado, tanto el de las clases de ELE como el de los cursos de formación del profesorado. Espero, como siempre, la participación de quienes acudan. Una clase, un taller en el que no haya comunicación sería un mal ejemplo de lo que queremos demostrar.

JA: Muchas gracias, Concha, seguiremos hablando en Enele 2019…
CM: Gracias a ti, Jane, por darme esta oportunidad de “hablar” sobre mis creencias y mi trabajo en la enseñanza del español en Japón y sobre la enseñanza de la gramática en general. Estoy segura de que el encuentro Enele 2019 será un éxito, como siempre, y yo me siento muy honrada de participar en él. Saludos anticipados a quienes vengan a disfrutar de Cádiz y a compartir momentos y experiencias.

 

Primera parte de la entrevista a Concha Moreno

Enele 2019 está organizado por Language and Cultural Encounters y el Centro Superior de Lenguas Modernas de la Universidad de Cádiz. Ha sido diseñado y coordinado por Jane Arnold Morgan (Catedrática de Metodología de la enseñanza de lenguas y directora académica de LCE) y cuenta además con la colaboración de la Fundación Universidad Empresa de la Provincia de Cádiz, el Instituto Cervantes, el Ayuntamiento de CádizELE Lovaina, la editorial SgelClic International House, la Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (FEDELE), la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA)Educación 3.0 y la Residencia de Estudiantes Cádiz centro

Acerca de Encuentros LCE

Otra manera de enseñar. Otra manera de aprender...
Esta entrada fue publicada en Blog LCEyOLE, Encuentros con... y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.