Edi Carrascal, actriz y especialista en formación de docentes:

‘Habría que incluir las artes escénicas en la enseñanza porque en la vida, al igual que en el escenario, siempre queremos mostrar lo mejor de nosotras mismas’

Hay quien considera el aula como un escenario en el que se puede representar las gran obra del aprendizaje y el conocimiento. Y es que en las artes escénicas como el teatro y la danza existen muchas herramientas que podemos aprovechar para potenciar el desarrollo de la expresión y la creatividad en nuestras aulas. Por eso, y para desarrollar otras capacidades y competencias del profesorado, Edi Carrascal –actriz y especialista en la formación de profesores– impartirá el taller “Palabra, cuerpo y emoción: recursos escénicos para docentes de ELE” en el IV Encuentro Internacional de Desarrollo Profesional en ELE, Enele 2018. Jane Arnold ha tenido uno de sus ‘encuentros con‘ ella y la ha entrevistado.

 

Jane Arnold: En la actualidad la enseñanza de lenguas se va alejando mucho de la situación en la que el docente entra en el aula, se limita solo a presentar lo que está en el libro de texto y a corregir los ejercicios que hacen los alumnos. Además, muchas investigaciones muestran que cuando la enseñanza incluye actividades para enseñar la lengua que tienen que ver con el arte, la música o el cine, el proceso de aprendizaje resulta mejor. En este sentido, ¿qué ventajas trae el uso de las artes escénicas para las clases de ELE?
Edi Carrascal: No hay mejor manera de empezar el primer día de clase que jugando. La práctica de técnicas escénicas tienen un gran componente lúdico y cuando jugamos, sonreímos, participamos, nos relacionamos, nos relajamos y, así, el sentido del ridículo se atenúa y aceptamos el error desde el espíritu del juego. En este sentido, una programación de dinámicas referidas a las artes escénicas, adaptadas a la realidad del grupo, ligadas al contenido y las áreas del proyecto curricular, invita a un proceso creativo y nos asegura un aprendizaje, como has dicho antes, eficaz y duradero, porque logra estimular la creatividad, acerca los lenguajes de las disciplinas artísticas y permite nuevos y distintos modos de comunicación y expresión, desarrollando las competencias sociales a través de la sensibilización, la experimentación, la imaginación… y utilizando los recursos personales para resolver tareas complejas.

francisco-mora-jane-arnold-enele-2017

Edi Carrascal, que imparte el taller ‘Palabra, cuerpo y emoción: recursos escénicos para docentes de ELE’, junto a Jane Arnold, directora académica de LCE y coordinadora de Enele 2018

cursos-ELE-formacion-avanzada-profesores-español-como-lengua-extranjera-enele-2018JA: Ilústranos con ejemplos, por favor. ¿Qué tipos de actividades teatrales podríamos incorporar en nuestras clases?
EC: Siempre que se empieza a trabajar con un nuevo grupo, los ejercicios de enele-2018-formacion-avanzada-profesores-ele-juego-gamificacion-educacionpresentación son indispensables. Tras ese espacio, donde inevitablemente surge la risa, concentración, escucha… hacemos un calentamiento corporal, donde se trabaja la observación o la acción-reacción. Luego podemos jugar con las palabras a través de técnicas de pronunciación, juegos de familias de palabras referidas a personajes, profesiones o acontecimientos. También podemos construir historias improvisadas de manera colectiva, poner nombre a las sensaciones o sentimientos que experimentamos… Son muchas las dinámicas productivas y divertidas que podemos utilizar.

JA: Cuando un alumno realiza un ejercicio teatral en la L2, es evidente que este hecho le puede acercar a lo que significa ser hablante de esa lengua. Además, al no estar hablando él mismo sino el personaje, se podría reducir la ansiedad que a veces sienten al tener que comunicarse oralmente en una lengua que no es la suya, ¿verdad?
EC: ¡Por supuesto! Siempre que entramos en el código de juego es más fácil adquirir cualquier rol, poner voces, gestos… y esto ayuda a mostrarse con soltura y sin perjuicios. Hay un ejercicio llamado “Los expertos” en el que recibimos a un grupo de conferenciantes –o a uno sólo– que nos van a hablar sobre un tema a priori muy absurdo pero que fundamentan con seriedad y pasión. El experto o conferenciante habla otro idioma y necesita un intérprete que vaya traduciendo lo que nos cuenta. Pues bien, este ejercicio, que normalmente hago con un lenguaje inventado, es muy acertado para trabajar la L2, porque el grupo asume los códigos y los roles y, como es tan divertido, se desinhiben mucho, disfrutan y aprenden más y mejor.

edi-carrascal-enele-2018-gestion-conflictos-aula

Edi Carrascal (abajo, de amarillo) con un grupo de profesores al finalizar un taller sobre la gestión de conflictos en el aula a través del teatro

JA: Como bien acabas de decir, sabemos que cuando se disfruta se aprende mejor. ¿Cómo pueden las aplicaciones pedagógicas de las artes escénicas contribuir a esto?
EC: Estimular la pasión, la energía y el talento favorece la creatividad. Además, para ser felices necesitamos desarrollarnos y realizarnos. Hoy por hoy la escuela está buscando nuevos horizontes para potenciar el talento y la creatividad de los alumnos, aplicar las enele-2018-cursos-profesores-español-como-lengua-extranjera-factores-afectivos-enseñanzaprácticas escénicas, proporcionarles técnicas artísticas, etc. Y es que construir proyectos de esta manera para desarrollar los contenidos hace que el aprendizaje sea también motor de transformación social. En ese sentido debe contener en sí lenguajes que desarrollen y potencien la inteligencia en un espectro más amplio del habitual.

JA: Pero además las artes escénicas abren el aula a elementos interculturales, ¿no?
EC: Indagar en aspectos determinados, según la cultura o estilo de cada lugar, tiene cabida en la forma de mostrar, interpretar o representar situaciones determinadas. Estas situaciones pueden salir del ejemplo vivo de cada alumno o alumna o marcando el recorrido que se establezca. Habría que incluir las artes escénicas en la enseñanza porque en la vida, al igual que en el escenario, siempre queremos mostrar lo mejor de nosotras mismas, las personas. Ser capaces de expresar los sentimientos nos hace ser mejores “inquilinos del mundo”, como diría Diego Carrasco que, por cierto, tiene un tema muy recomendable en este contexto y que me gustaría recitarte:

así soy yo,
¿qué quién soy yo?
igual que tú, inquilino del mundo, inquilino,
no te lo tomes para mal, ni para bien,
ni lo dudes,
lo quieras o no lo quieras,
eres inquilino
inquilino, hombre divino, que estás vivo,
siéntete orgulloso de ser inquilino,
como el presidente de los Estados Unidos,
o como el cantaor flamenco Manuel Gerena,
o como el vicepresidente de Comisiones Obreras,
que también es inquilino.
no existen razas, ni distancias, ni norte, ni sur,
todos somos inquilinos…

 

JA: Qué maravilla… Y qué interesante texto para trabajar en clase. Por cierto, ¿puedes ofrecernos algunos criterios para elegir los textos teatrales que se van a usar en la clase?
EC: Una obra que se me viene a la cabeza de repente, al hacerme esta pregunta, es un texto que trabajé recientemente, “Los figurantes “ de José Sanchis Sinisterra. Plantea la rebelión de los figurantes contra los protagonistas. Los figurantes toman el escenario enele-2018-dinamicas-de-presentacion-en-clase-formacion-en-ELEdando lugar a situaciones disparatadas y surrealistas que, en realidad, tal vez no se alejan tanto de la vida real como pudiera parecer. Se trata de un marco metateatral con unos personajes hilarantes y unos diálogos ágiles e ingeniosos muy recomendable.

Respondiendo a tu pregunta sobre los criterios de selección textual, debo decirte que desde que empiezo un nuevo curso con los talleres de teatro que imparto, sé si necesitan texto o no, si les apetece crear desde sus deseos o no y acabamos inclinándonos por crear el texto. No obstante, para elegir un texto debemos saber qué objetivos se marcan y en qué contexto queremos trabajar y, en función de eso, decidir. Obras de teatro hay muchas al igual que estilos. Federico García Lorca puede ser una buena elección porque, además de ser internacionalmente conocido, tanto en su poesía como en su teatro aborda muchos temas interesantes también a nivel intercultural: el amor con un significado doble, la pasión erótica como fuente de energía vital, la frustración amorosa, la esterilidad, la muerte, la infancia, la denuncia social, la opresión, las imposiciones morales y sociales…

JA: Antes me comentabas que con algunos grupos con los que haces talleres llegáis incluso a crear vuestros propios textos. ¿Sería útil también en la enseñanza de L2 no sólo promover la expresión oral sino también trabajar la escritura dramática?
EC: Como he dicho antes, sí, es algo intrínseco a mi forma de trabajar y, desde mi experiencia, absolutamente recomendable por los resultados tan positivos y, siempre, sorprendentes. Y es que cuando el texto que van a interpretar los alumnos viene de sus propias experiencias y conocimientos, la implicación es mayor. Se sienten responsables de su creación porque al ponerle voz a sus pensamientos, la identificación con el personaje es total y el aprendizaje mayor.

cursos-ELE-formacion-avanzada-profesores-español-como-lengua-extranjera-enele-2018

Enele 2018 se celebra del 16 al 20 de julio y está organizado por Language and Cultural Encounters y el Centro Superior de Lenguas Modernas de la Universidad de Cádiz. Ha sido diseñado y coordinado por Jane Arnold Morgan (Catedrática de Metodología de la enseñanza de lenguas y directora académica de LCE) y cuenta además con la colaboración de la Fundación Universidad Empresa de la Provincia de Cádiz, el Instituto Cervantes, el Ayuntamiento de Cádiz, ELE Lovaina, la editorial Difusión, la Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (FEDELE), la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA), Educación 3.0 y la Residencia de Estudiantes Cádiz centro.

 

Acerca de Language and Cultural Encounters

Much more than just learning Spanish
Esta entrada fue publicada en Blog LCEyOLE, Encuentros con... y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.