Los factores afectivos en la enseñanza de lenguas: una constante presente en cada Enele

Jane Arnold, directora académica de Language and Cultural Encounters y creadora y coordinadora de los Encuentros Internacionales de Desarrollo Profesional en ELE (Enele), nos explica por qué la dimensión afectiva en la docencia es tan importante para ella y siempre, desde la primera edición, ha estado presente en Enele. Además, hace un recorrido por los distintos talleres que se celebrarán este verano en la Universidad de Cádiz, analizando cómo en ellos también están presentes, de un modo u otro, los factores afectivos.

Por Jane Arnold, directora académica de LCE y coordinadora de Enele

Cuando hace mucho tiempo empecé a trabajar en el campo de la enseñanza de lenguas extranjeras sabía que era importante tener buenas técnicas para trabajar con la gramática, el vocabulario, etc. Pero luego me di cuenta de que me faltaba algo. Descubrí lo que era cuando leí la conocida frase de Earl Stevick sobre cómo el éxito en el aprendizaje de lenguas depende en gran medida de lo que pasa dentro de y entre las personas en el aula, es decir, de los factores afectivos. Lo de dentro de implica los factores individuales tales como la motivación, la ansiedad, la inhibición, la autoestima, los estilos de aprendizaje, etc. y con entre se refiere a los aspectos de relación, entre las personas en el grupo/clase.

cursos-ELE-formacion-avanzada-profesores-español-como-lengua-extranjera-enele-2018

Me faltaba la atención a estos factores afectivos pero a medida que la iba incorporando a mis clases vi que influía de forma significativa para hacer que el aprendizaje de mis alumnos fuera más eficaz. Muchas investigaciones han demostrado la importancia que tiene la dimensión afectiva en el aprendizaje en general y en el aprendizaje de lenguas en particular. Sin embargo, nada resulta más convincente para nosotros como profesores que comprobar en clase que el aprendizaje de nuestros alumnos es más productivo si tenemos en cuenta lo afectivo.

Jane Arnold: ‘nada resulta más convincente para nosotros como profesores que comprobar en clase que el aprendizaje de nuestros alumnos es más productivo si tenemos en cuenta lo afectivo’.

 

La importancia de la dimensión afectiva demostrada por las neurociencias
Así mi experiencia me confirmaba la importancia de tener en cuenta lo afectivo en la enseñanza pero además, a esa realidad comprobable a diario en mis clases, se suman ahora todas evidencias aportadas por las neurociencias. En Enele 2017 la conferencia inaugural estuvo a cargo del neurocientífico Francisco Mora Teruel, que trabaja en el campo de la neuroeducación, estudiando las relaciones existentes entre el funcionamiento del cerebro y los procesos de aprendizaje. Hasta el mismo título de su libro es muy relevante: Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama (Alianza Editorial). En su libro explica que la emoción es necesaria para aspectos como la curiosidad, la atención, la memoria y el aprendizaje e insiste en que cognición y emoción van unidas.

El neurocientífico Francisco Mora inauguró Enele 2017 con su ponencia “¿Qué nos dice la Neuroeducación sobre el papel del cerebro y la emoción en la enseñanza de ELE?”

Los factores afectivos, también presentes en Enele 2018
Esta unión entre cognición y emoción está reflejada en la visión de José Plácido Ruiz Campillo sobre la enseñanza de la gramática. Considera que la gramática no tiene que ser gris y que se puede disfrutar de la ella cuando hay un ambiente relajado y actividades lúdicas. En su taller en Enele 2018 veremos cómo podemos facilitar el aprendizaje de la gramática, implicando más al alumnado y relacionando la gramática con la comunicación.

Dos aspectos de la dimensión afectiva que influyen mucho en el aprendizaje –de forma positiva o negativa– son la motivación y la ansiedad. Para los dos aspectos el grupo que existe en el aula es muy importante. Una clase de ELE puede considerarse como una estructura social, y así con las interacciones que se dan entre los miembros del grupo se puede crear una comunidad de aprendizaje donde las relaciones entre los alumnos y entre los alumnos y el docente influyan mucho en la dirección que toma la experiencia y en su éxito. José Angel Medina explicará en su taller cómo podemos reducir la influencia de los factores negativos y potenciar los positivos y lograr que el grupo ayude en el proceso de aprendizaje en la clase. El proceso es más eficaz cuando la clase trabaja como un grupo unificado, con cooperación, porque en el aula cómo somos y cómo nos sentimos en parte tiene que ver con el grupo, y por tanto el grupo puede afectar a cómo aprendemos.

Como no podía ser menos, en mi taller de Enele 2018 también veremos maneras de facilitar la interacción, tan necesaria en una clase de lenguas para desarrollar las destrezas comunicativas. La principal función del lenguaje suele ser la comunicación y, últimamente, hay mucho énfasis en la enseñanza comunicativa de lenguas donde se propone preparar al alumno para la comunicación real. En este contexto el aprendizaje y el uso de la lengua dependen de la interacción, y en el aula la comunicación en la lengua es a la vez el fin y un instrumento para llegar a ese fin. Un buen ambiente en el grupo anima al alumno a hablar.

En Enele 2018 también conoceremos herramientas para la gestión de grupos, la interacción y la motivación.

Una pregunta: ¿nuestros alumnos siempre nos tienen – y nos tendrán – a su lado para ayudarles en su aprendizaje de la lengua? Evidentemente, no, y por tanto convendría que tuviéramos como propósito lograr que fueran no solo receptores de conocimientos sino aprendientes autónomos. Para ese fin, entre otras cosas, podemos promover la implicación activa del alumno en su propio aprendizaje, ayudándole a tener más recursos y estrategias para aprender por su cuenta, y esto le puede proporcionar más confianza. En el documento del Instituto Cervantes “Competencias clave del profesorado de lenguas segundas y extranjeras” una de las ocho competencias clave es precisamente “Implicar a los alumnos en el control de su propio aprendizaje”. Hoy una fuente importante de apoyo para autonomía en el aprendizaje es la tecnología. Hay muchos elementos tecnológicos que pueden fomentar la autonomía en la enseñanza pero solo si se usan adecuadamente. Aquí el papel del profesor para guiar su uso es importante. En Enele 2018 nos hablará sobre todo ello y más- Hector Ríos Santana en su taller donde presentará opciones digitales para la enseñanza de ELE. Veremos también cómo el uso en la enseñanza de tareas digitales puede impulsar la participación en comunidades de aprendizaje.

cursos-ELE-formacion-avanzada-profesores-español-como-lengua-extranjera-enele-2018

Aunque desde hace tiempo en la enseñanza de lenguas hay un enfoque centrado en el alumno, Stevick nos recordaba que el docente es la figura central en el aula porque es quien establece el ambiente. Y los factores afectivos relacionados con el docente influyen de muchas maneras. Se sabe que un docente motivado motiva más a los alumnos. Y nuestra creatividad es algo que puede apoyar mucho el desarrollo de la motivación de nuestro alumnado y también, no lo olvidemos, la nuestra. En el taller de Edi Carrascal disfrutaremos con descubrir maneras de llevar la creatividad a la enseñanza de ELE, incluyendo el uso de recursos de las artes escénicas como el teatro y la danza.

La creatividad y la gamificación son ingredientes de Enele. Este año tenemos poesía, teatro y danza.

En el área de las artes, también hay una relación muy directa entre lo afectivo y la poesía, algo que no se suele aprovechar lo suficiente en la enseñanza de lenguas. Un poema puede estar bien escrito pero si no nos produce una emoción, no será memorable. Con Rosana Aquaroni Muñoz trataremos este tema en profundidad. Ella tiene gran experiencia en la enseñanza y, como poeta, ha publicado varios libros premiados. Nadie mejor que ella para mostrarnos diversas maneras de incorporar la poesía en la docencia de ELE.

Me imagino que alguna vez todos hemos salido de una clase que no ha ido bien por cualquier motivo. Luego tal vez lo que hacemos es quejarnos a nuestros compañeros. ¿Esto nos ayudará? No mucho, desde luego. Lo que sí puede hacerlo es la reflexión, que suele tener estos pasos: Pensar en algo de la clase que no salió muy bien…. Recordar todos los detalles…. Buscar diversas explicaciones por lo que pasó… Decidir que podría cambiarse para que en otra situación parecida todo fuera mejor. En su taller, Begoña García Migura va a profundizar en cómo podemos usar la reflexión para nuestro crecimiento profesional y para lograr mejoras en nuestra docencia. Habrá oportunidades para el intercambio de experiencias y muchas herramientas para llevarnos, como ella propone, en un viaje al centro de nuestras aulas.

La reflexión conjunta y el intercambio de experiencias docentes, pilares fundamentales de todas las ediciones de Enele

Y para este y otros viajes en nuestro camino docente viene bien lo que tendremos al comienzo de Enele 2018 en la conferencia inaugural de Álvaro García Santa Cecilia: “una nueva carta de navegación”, con una visión de la tendencias metodológicas actuales y de la importancia de la interculturalidad en la enseñanza de lenguas hoy.

En Enele 2018 nuestros ponentes con su larga experiencia en la formación de profesores nos darán muchas ideas para nuestras clases y también proporcionarán momentos para compartir experiencias con otros docentes, a lo cual añadiremos atractivas actividades culturales y la oportunidad de disfrutar de Cádiz. Y Enele no termina el último día del encuentro. Allí se genera una valiosa comunidad de aprendizaje que, una vez creada desde la emoción y el amor a la enseñanza, crece y se desarrolla de manera que muchos enelistas mantenemos el contacto y seguimos compartiendo muchas ideas y experiencias después. Así que, ¿nos vemos en Cádiz y seguimos hablando de factores afectivos en la enseñanza de lenguas extranjeras? Las plazas de Enele son limitadas

cursos-ELE-formacion-avanzada-profesores-español-como-lengua-extranjera-enele-2018

Enele 2018 está organizado por Language and Cultural Encounters y el Centro Superior de Lenguas Modernas de la Universidad de Cádiz. Ha sido diseñado y coordinado por Jane Arnold Morgan (Catedrática de Metodología de la enseñanza de lenguas y directora académica de LCE) y cuenta además con la colaboración de la Fundación Universidad Empresa de la Provincia de Cádiz, el Instituto Cervantes, el Ayuntamiento de Cádiz, ELE Lovaina, la editorial Difusión, la Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (FEDELE), la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA), Educación 3.0 y la Residencia de Estudiantes Cádiz centro.

Acerca de Language and Cultural Encounters

Much more than just learning Spanish
Esta entrada fue publicada en Blog LCEyOLE, Nuestros programas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.